¿Sabes cómo se lleva un Perfume?

Llevar un perfume parece fácil: unas gotas por aquí, otras por allá ¡y listo! Pero llevar BIEN un perfume es otra cosa, requiere un poco más de habilidad y sutileza.

¿Sabías que la zona a perfumar depende directamente del ambiente en que lo vas a usar y de la ropa que lo acompañará? ¿Y que esa costumbre que tienes de perfumarte las muñecas y luego frotarlas entre sí es “¡Muy Mala!”? Lo dice Francis Kurkdjian, el perfumista francés de origen armenio que ha ganado numerosos premios a ambos lados del Atlántico y es la nariz detrás de sofisticados éxitos olfativos como el Eau Noire de Christian Dior, Le Parfum de Carven, Le Male de Jean Paul Gaultier o Kouros de YSL, por citar algunas marcas, o los de su línea epónima en el Marais de París.

Otro error: una botella de Chanel No.5 le dará un toque chic a cualquier cuarto de baño, sin embargo, el vapor de la ducha diaria perjudicará su frescura (y por extensión, la tuya). Por suerte, unos simples trucos te ayudarán a recuperar el estado óptimo de tus perfumes. Te contamos cómo hacerlo:

NO FROTES, sólo pulveriza.

¿Por qué es malo frotar las esencias? Kurkdjian explica que al frotar la piel se calienta y provoca que las enzimas naturales cambien el comportamiento de la esencia. Las notas que más sufren son las medias y las de fondo, aunque también modifica su sillage, que es el período de tiempo que necesita una fragancia para asentarse y revelar todo su aroma. Por poner un ejemplo, en un perfume floral ese calor afecta a todos sus componentes provocando que pierda frescura. Para preservar la integridad de la fragancia y que dure más en la piel, lo mejor es pulverizar sobre la piel a una distancia de unos 10 centímetros, dejar que el líquido penetre y no hacer nada más.

El AMBIENTE es clave.

Cuando se trata de conservar tus perfumes hay que tener en cuenta que es (casi) un organismo vivo, extremadamente sensible a los cambios ambientales. Kurkdjian dice que “a los perfumes no les gusta ir del frío al calor” por que esos saltos de temperatura desatan reacciones químicas inesperadas entre sus ingredientes naturales provocando que envejezca antes. Si dejas una esencia cítrica expuesta al vapor del baño, por ejemplo, le afectará a su frescura, modificará alguna materia prima, y olerá un poco apagada. Los rayos ultravioleta también pueden afectar el color del perfume, cambiando los tonos ámbar en verdosos.

¿A que nunca dejarías una botella de champagne al sol?

Aunque resulte sorprendente, hay gente que guarda una o dos botellas de su fragancia favorita en la nevera. El mejor lugar para guardar un perfume es dentro de su caja original, a una temperatura aproximada de 21ºC (70ºF), lejos de la luz. Piensa en cuidarlos como si fueran un gran vino.

Los mejores perfumes vienen en BOTELLA PEQUEÑA.

Preciosos como son, el perfume se debería consumir rápido. Guardar una botella usada por la mitad en una estantería permite al oxígeno, enemigo natural del perfume, ir rompiendo las moléculas de las esencias poco a poco, modificando su composición. Si te aplicas tu fragancia favorita a diario, una botella de unos 200 mililitros no será un desperdicio; pero en otras circunstancias es preferible comprar envases más pequeños (como de 70mL e incluso 35 mL), para que se mantengan en óptimas condiciones por unos 3 meses.

¿Y qué hacer si te encuentras con una botella de tamaño generoso en la perfumería? En ese caso, lo que Kurkdjian recomienda es comprar una botella con un tapón dosificador, para que puedas decantar el líquido en viales o vaporizador pequeño, y guardar la botella medio usada en la nevera para conservar mejor sus flores.

La palabra Sintético NO es un Pecado.

La gente ama la idea de lo natural, pero eso no siempre existe,” explica Kurkdjian pensando, posiblemente, en el MUSK, que era una esencia animal en sus orígenes y ahora tiene su versión sintética que aporta suavidad a la fragancia y realza su estela. Otras esencias, como la peonía, la fresia o el lirio del valle no se pueden obtener mediante extracción natural por que no liberan ningún tipo de aroma y se recrean en el laboratorio con una mezcla de moléculas sintéticas. Y mientras que algunos de los mejores perfumistas han venido usando mezclas de moléculas naturales y sintéticas desde finales del siglo XIX, en la actualidad, estas creaciones químicas están estrictamente controladas y examinadas por entidades de salud pública. En resumen, una combinación de aceites esenciales, naturales e ingredientes sintéticos aseguran la más alta calidad en una esencia.

Si tienes dudas, usa la CABEZA (o tu cabello).

Unas reglas de sentido común pueden llevar un aroma muy lejos. “Un perfume no dura mucho en una piel seca,” apunta Kurkdjian. Usar una loción corporal con la misma fragancia o una hidratante libre de perfume para evitar distorsiones en el aroma.

La zona a perfumar es importante: No hay que cubrir el perfume con ropa, sino ponerlo en puntos expuestos al aire como las venas del cuello, las muñecas o la parte interior de los codos si llevas una blusa sin mangas. La excepción es cuando te encuentres en un clima muy cálido, en ese caso es mejor no aplicar el perfume directamente sobre el cuerpo. “Con el sudor, los aceites naturales de la piel pueden arruinar tu perfume muy rápido” dice Francis y sugiere una alternativa muy chic: pulverizar ligeramente sobre el cabello, foulard o pañuelo “por que al moverse con el aire, ayudará a dispersar la esencia.” Una buena forma de dejar una huella duradera.•

Francis Kurkdjian
Francis Kurkdjian en su Maison Francis Kurkdjian, Paris | Imagen: ©Lea Crespi

oud-x3

El famoso perfume unisex de la familia Oriental, presentado en 2015

 

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close