Kate Middleton vestida de novia

Huvo un desmentido inicial pero, finalmente, ha sido Sarah Burton para Alexander McQueen la encargada de diseñar el vestido de Kate Middleton, que se acaba de convertir en la Duquesa Catherine de Cambridge.

Sarah Burton se manifestó honrada por el encargo y orgullosa por los resultados alcanzados, que comparte con todo su equipo.

El traje, elegante y modesto en sus dimensiones, en color marfil, manga larga y escote en  “V” destacó la figura de la novia y cosechó elogios rápidamente en todo el mundo. La cola de 2,5 metros y el corpiño estaban decorados con apliques de encaje floral representando la rosa de Inglaterra, el trébol irlandés y lirios, realizados con una técnica que se originó en Irlanda en los años veinte y aplicado a mano por artesanas de la Real Escuela de Bordado radicada en el palacio de Hampton Court. También llevaba encajes de SolstissCluny Lace Company

El corpiño de satén, que marcaba la cintura y estaba ligeramente almohadillado a la altura de las caderas, se inspira en la tradición de corsetería victoriana, y ha sido uno de los sellos distintivos de las creaciones de la casa McQueen.

En la espalda llevaba cincuenta y ocho botones recubiertos de organdí, y el bajo-falda estaba diseñado imitando una flor abriéndose; cuando la dama de honor Pippa Middleton levantaba la cola del vestido se podían ver las capas de tul de seda que daban forma a la falda. Los zapatos de la novia se realizaron a mano con satén y encaje de la Royal School of Needlework, por el equipo de Sarah Burton y ella personalmente cosió una cinta azul en el interior del vestido, como amuleto de buena suerte.

El equipo de Alexander McQueen también confeccionó el diseño vistió Philippa Middleton, hermana y dama de honor de la novia, muy elogiado por su sencillez, belleza y originalidad.

El ramo de la novia destacó las tradiciones representadas en su diseño floral, igual que el elegido para el encaje del vestido de la nueva duquesa de Cambridge, que incorpora los cuatro emblemas florales del Reino Unido: la rosa de Inglaterra, el cardo de Escocia, el narciso de Gales y el trébol de Irlanda.

Los pendientes de oro y brillantes fueron un regalo de boda de sus padres, encargados a la firma Robinson Pelham de Londres. El diseño integra bellotas y hojas de roble del escudo de armas familiar y armoniza con el estilo de la tiara Halo de Cartier que data de 936 y H.M. la Reina prestó a la novia.

Las alianzas se encargaron a la familia de joyeros Wartski, los mismos que hicieron las de el príncipe Charles y su segunda esposa Camilla, y las fabricaron a mano con oro de Gales que H.M. Quenn Elizabeth regaló a William poco después de que anunciara su compromiso.  Su hermano Harry, como padrino, fue el encargado de llevar los anillos a la Abadía de Westminster para la ceremonia.

William, por su parte, vestirá el uniforme de la Orden de Honor de la Guardia Montada Irlandesa, con gorra de campaña. La casaca roja de los Guardias Irlandeses lleva charreteras con botones en grupos de 4 , banda dorada y carmesí en el pantalón.

Harry, hermano del novio y padrino, vestirá el uniforme azul de oficial del Real regimiento de Caballería y su padre, el príncipe Charles, que tiene rango de almirante desde 2006, vestirá el will wear a naval uniform.

A pesar de lo extraordinado del vestido, Kate no lo llevó demasiado tiempo y después de la ceremonia se cambió por otro traje creado por McQueen de satén con falda circular, sin tirantes, con detalle de brillantes en la cintura y acompañado por un bolero. También optó por un peinado más cómodo.

kate-wedding-arrival

kate-middleton-wedding-dress-underskirt

kate-duchess

kate-wedding-jew

kate-shoes

Kate-Second-Wedding-Dress

Kate-Middleton-2nd-Wedding-Dress

will-kate-cake

william-and-kate-ake-slice

El pastel fue un diseño de Fiona Cairns, compuesto por 17 tartas de frutas indivuales—12 de las cuales formaban la base. Recuerda que cuando Kate la entrevistó para comentar el diseño, llevaba dibujos de inspiración y le pidió variedades muy concretas de flores de azúcar que incluyeran rosas de Inglaterra, cardo de Escocia, narciso de Gales y tréboles de Irlanda. El resultado fue un pastel con casi 900 flores de azúcar hechas a mano, en 17 variedades, y uno de los pisos con las iniciales de Kete y William entrelazadas. El pastel también estaba decorado con guirnaldas imitando a las arquitectónicas que adornan la Pinacoteca del Palacio de Buckingham, donde tuvo lugar la recepción.

royal-wedding-cake-54324499313dc

Hubo también un segundo postre que se sirvió a los invitados: el pastel de chocolate favorito de William, hecho por McVitie’s Cake Company según una receta de la familia real.

 

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close